Pensar, linchar, ignorar

La sociedad, nos guste o no, nos etiqueta por nuestra forma de vivir, nuestras creencias religiosas, nuestra orientación sexual… Nos obliga a pertenecer a ese cajón queramos o no.

Partiendo de esta tesis, la cual me parece repugnante, el problema aparece cuando en un cajón, donde todo es uniforme, la sociedad introduce de manera consciente un elemento discordante.

Ante ese elemento…

¿Piensas, linchas o ignoras?

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en El bozal, Periodismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Pensar, linchar, ignorar

  1. Winston dijo:

    El colectivismo genera masas amorfas y pretende ahormar voluntades. No me gusta generalizar, ni los cajones ni las etiquetas. Cada uno somos un individuo y me da sarpullido que cuando uno se sale del rebaño o de lo políticamente correcto se le ponga en la picota.

    A su pregunta, Galiana, prefiero que cada uno piense lo que le de la gana y cómo le de la gana.

    Me gusta

  2. cmacarro dijo:

    Si la sociedad es la que introduce el elemento discordante no es nada más que para provocar y justificar una lapidación maquinada de antemano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s