La noche del 69

 

Inmersos en plena campaña en Madrid pareciera que estuviéramos de elecciones en toda España, no es porque la capital sea más importante sino porque Ayuso y Sánchez le han querido dar ese toque de guerra tan particular. No son unas elecciones autonómicas más, esto es un plebiscito Madrid frente a Moncloa y viceversa.

Dejando a un lado los egos personales que cada cual pueda tener, que haberlos haylos y muchos, los sondeos dan como ganadora a la actual Presidenta de la Comunidad pero… siempre hay un pero… y en política no iba a ser menos.

El CIS y las últimas encuestas sugieren un empate entre el bloque de las izquierdas y las derechas a 68 escaños. Esto supone que el 69, el número no puede ser más erótico, es el determinante.

Con este panorama las formaciones políticas han convertido el dichoso escaño en el objeto de deseo de todos.

Ayuso necesita mayoría absoluta para no tener que depender de nadie, ni siquiera de Vox, y no se puede permitir el lujo de ganar y no gobernar como le pasó a Gabilondo en 2019.

Rocío Monasterio ha manifestado que pactará con el PP las veces que haga falta. Casado se la tendrá que envainar después de los piropos que le escupió a Abascal en la moción de censura, pero esto es política y se viene llorado de casa.

Otra que debería venir llorada de casa es Inés Arrimadas. La lideresa de los naranjas ya ha dicho que quiere reeditar el pacto del 2019 con el PP. Para que esto suceda Edmundo Bal debe entrar en la Asamblea de Madrid. Tal es la confianza que tiene el candidato de Ciudadanos que no ha abandonado su acta de diputado del Congreso.

Gabilondo no se quería encamar con Iglesias. Sánchez le ha dado la orden al viejo profesor y éste, como buen soldado, está obedeciendo que para eso el presidente del Gobierno lidera la campaña del PSM.

Mónica García ya le ha dicho una vez no a Pablo Iglesias. Más que ella se lo dijo Errejón. Ya sabemos que en Unidas Podemos y en Más Madrid los asuntos se resuelven por testosterona, aunque eso sí las mujeres son las que más hablan, y lo hacen por los codos modificando el lenguaje a su acomodo, faltaría más.

Pablo Iglesias está dispuesto a pactar con toda la izquierda. Se ve de Presidente de la Comunidad de Madrid, aceptar que Gabilondo sea su segundo es pecatta minuta, y tampoco viene mal tener una médica en la sala y más estando en pandemia.

Un solo escaño, el 69, la erótica del poder en estado máximo.

La noche del 4 de mayo, salvo que Ayuso arrase, será la del 69.

Galiana

Clica en la imagen si quieres escuchar la versión en podcast en el canal Galianaescritora de Telegram 

👇

 

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La noche del 69

  1. sara dijo:

    Buenos días, sí efectivamente la política está al rojo vivo, por no mencionar lo de las famosas balas que según la teoría de la conspiración ha sido todo inventado…….señores abran sus apuestas de cara al 04 de mayo…y mientras tanto el país y la Comunidad de Madrid patas arriba y la casa sin barrer.

    Me gusta

    • Galiana dijo:

      Somos demócratas no podemos consentir nada que no esté dentro de la democracia. Los extremos juegan a eso, mejor no caer en su juego seguir avanzando como país y no dejar que sean ellos los que marquen la agenda.

      Me gusta

  2. cmacarro dijo:

    Acabas de echarme por tierra el erotismo del 69 😦

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s