Feliz verano

Este verano al personal más le vale ir aprovechando todo lo que pueda y más porque en septiembre la vuelta de las vacaciones pinta negra.

No soy una catastrofista ni me ha dado por amargarle las vacaciones a todo el mundo. La inmensa mayoría queremos, tras un par de años encerrados por la Covid, salir y disfrutar del sol, playa, montaña, familia… dar rienda suelta a cualquier cosa que no huela a responsabilidad o trabajo.

Todo esto está muy bien siempre cuando gastemos lo que tenemos. Ese es el quid de la cuestión o vendrá la bancarrota.

Nuestro gobierno ha gastado lo que no tiene incrementando la Deuda Pública de un modo alarmante. El Banco Central Europeo, desde que se inició el proceso gradual de normalización de la política monetaria a finales del 2021, nos ha dicho bastantes veces que cerremos el grifo y en Moncloa ni caso.

En septiembre el gasto familiar se dispara con la vuelta al cole, a eso este año tendremos que añadirle la famosa Prima de riesgo por las nubes. Esa de la que tan infausto recuerdo guardamos. La que nos hizo conocer a los famosos Hombres de negro ylos recortes en el gasto social a tutiplén.

Por aquel entonces se evitó ser rescatados como Grecia. Los pensionistas y funcionarios helenos las pasaron canutas.

El panorama para otoño es incierto.

El resultado de las elecciones andaluzas debería, si alguien hace autocrítica, haber despejado algunas incógnitas. Cabe la posibilidad de un adelanto electoral bien porque los socios de Gobierno abandonen a Sánchez que está más que acabado, o bien que éste se aferré a lo que él llama la resiliencia y tire para adelante como pueda.

Salir hacia adelante significa clientelismo político, de eso vamos sobrados en este país. Sánchez trata de asegurarse el sillón a costa de incrementar aún más la Deuda Pública. La inflación la combate con más “paguitas” y subiendo las pensiones no contributivas como le pide su socio de gobierno mientras en la frontera le hacen el “trabajo sucio”

El resto de socios de legislatura se apuntarán a lo de sacar tajada de la situación que es un gustazo. Todo ello supone gasto y más gasto que se solucionará según a Moncloa le sople el viento, y éste vendrá acompañado de una subida de impuestos que nos va a dejar tiritando si no lo hace el incremento del Euribor reflejado en nuestras hipotecas. 

Un regreso de vacaciones de lo más aterrador, como para no disfrutar el verano.

En este momento tendría que decirte ¡Feliz verano, nos vemos en septiembre en esta columna de opinión! pero…

Después de 28 años como columnista en diferentes medios de comunicación esta columna no regresará tras las vacaciones. Te agradezco que hayas estado aquí durante todo este tiempo y espero me acompañes en septiembre en un nuevo proyecto.

Ahora sí. ¡Feliz verano 2022!

Galiana

Puedes escuchar el podcast (buscando «La columna de los lunes de Galiana») o clica en la imagen de tu plataforma preferida.

👇🏻🎙🎧

Publicado en Galiana, La columna de los lunes, Periodismo, Podcast, Podcast La columna de los lunes | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario