Llega al 2023 con @mcnavas1: Rómulo y Remo (Parte 2)

Clica para ver el relato «Rómulo y Remo» en Palabras mágicas

Aquí os dejo la segunda parte del relato pero…

Os he traído una sorpresita.

El relato lo estrené en la función «Palabras mágicas» en noviembre de 2021.
Clica en mi foto, en el minuto 16:54 te cuento el relato completo del tirón. 😉

Rómulo y Remo (Parte 2)

Subieron a sus cuartos muertos de miedo mientras el ulular del viento sonaba como un quejido en el silencio de la noche.

Víctor llegó a la torre del homenaje y se quedó asombrado. Unos candelabros de seis brazos alumbraban la estancia creando sombras siniestras en las paredes de piedra. En el centro del cuarto había una cama con dosel y amplios cortinajes. Una puerta con un arco de medio punto daba acceso a una pasarela que recorría toda la torre. Se asomó y se quedó apoyado en el muro contemplando la ciudad, ese lugar extraordinario que parecía un portal de Belén iluminado, con su río, sus casitas y su castillo.  Allí estaba cuando su hermano se colocó a su lado.

—Me lo has puesto muy fácil.

Y dicho esto, Víctor le golpeó en la cabeza a Alex con uno de los candelabros dejándole inconsciente. Después le puso su traje azul, ese que ya estaba harto de llevar y comenzó a levantarlo por encima del muro de piedra, justo cuando despertaba.

—¿Por qué? —Le preguntó Álex incrédulo.

—Desde pequeño siempre has sido un incordio para mí, hermanito —dijo con sorna — No sabes hasta qué punto he llegado a odiarte. Mi imagino que lo mismo sintieron Caín o Rómulo cuando decidieron matar a sus hermanos.

—No lo entiendo —Álex ni siquiera se resistía.

—No hay nada que entender —le contestó mientas veía cómo volaba hacia el patio de armas. Una sombra siniestra lo acompañaba en el siniestro vuelo.

Víctor se quedó con todo, se olvidó de la tonta de Cuqui y no fue descubierto hasta que al cabo de los años y, ya en su lecho de muerte, su madre vio la estrella traidora en el hombro. Una sombra oscura, que acompañaba a Víctor, se acercó a la moribunda y la besó en la frente con amor. Ella murió sonriendo al sentir esa última caricia de su hijo pequeño.

Según dicen, el conde acabó internado en una institución psiquiátrica, donde terminó suicidándose, al sentir continuamente, el acoso del espectro de su hermano.

Se cuenta que, desde ese día, en el castillo de San Servando hay un fantasma nuevo que espera impaciente a alguien que le sustituya en su deambular hasta la eternidad.

@mcnavas1

Acerca de Galiana

Escritora, creativa
Esta entrada fue publicada en "...Y Cía", Carmen Navas Hervás, Escritora, Literatura, Narrativa, Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s