Llega al 2023 con @mcnavas1: Rómulo y Remo (Parte 1)

Nos queda muy poquito de este 2022 y el relato de hoy lo he dividido en dos.

Rómulo y Remo (Parte1)

En Toledo hay un castillo, con sus torres, sus almenas, sus portones majestuosos y, según dicen, su fantasma.

En ese lugar mágico siempre han ocurrido cosas extraordinarias y lo que les voy a contar es una de ellas.

La noche previa a Todos los Santos, cuando dicen que los espectros vagan por la tierra, un grupo de amigos acudió al castillo a celebrar una despedida de soltero.

Àlex y Víctor eran gemelos de nacimiento y tan iguales como dos gotas de agua. Lo único que les diferenciaba era un lunar en forma de estrella que tenía Víctor en el hombro. Él era el mayor, solo por cinco minutos y heredaría el título de conde, la mitad de la fortuna familiar y una esposa que le aportaría prestigio.

Álex, que adoraba a su hermano, le había preparado una despedida de soltero extraordinaria. Para ello había alquilado una limusina, tres chicas vestidas de amarillo, un castillo, disfraces de cuento y una sesión de espiritismo.

—Estoy ridículo con este traje azul con chorrera y peluca.

—¡Deja de quejarte, Víctor! —le contestó tirándole una foto.

El viaje a Toledo fue olvidable. Les acompañaban Germán, Lucho y Viri, tres amigos de la infancia. Las botellas de Don Perignon circulaban de mano en mano como si se tratara de simple agua con gas.

La fiesta comenzó con una cena, servida por un famoso restaurante de la zona y a las doce de la noche, comenzaron con la sesión de Guija.

—Si estás ahí, ¡manifiéstate! —exhortó Àlex al espectro.

—¿Lo habéis notado? —preguntó Germán

Un aire frío recorrió la estancia y las chicas temblaron de miedo. Viri se estremeció y se cobijó en los brazos de Lucho.

Una voz que parecía proceder de ultratumba les dijo:

—Uno de vosotros ocupará mi lugar deambulando hasta la eternidad en este castillo.

Y dicho esto todas las ventanas se cerraron de golpe.

Todos estaban en estado de shock, excepto Víctor, que creía que todo era un montaje y decidió dar por terminada la velada.

—Álex, deja ya de hacer tonterías. Ha llegado el momento de retirarnos. Mañana tengo una cita con Cuqui en la Iglesia.

To be continued

@mcnavas1

Acerca de Galiana

Escritora, creativa
Esta entrada fue publicada en "...Y Cía", Carmen Navas Hervás, Escritora, Literatura, Narrativa, Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s