¡Menudo plan de estudios!

A la vista de cómo han diseñado el nuevo bachillerato, los iluminados que han alumbrado los planes de estudios de nuestros hijos dan la sensación de haber sido pésimos estudiantes y pretender sacarse la espinita.

De principio a fin no es más que un sinsentido cargado de ideología barata. Apesta a haber sido elaborado por gentes que se justificaban en su etapa estudiantil tras el consabido “es que me tiene manía” y han decidido ahorrarles a sus propios hijos el mismo trago.

Así pues han sacado de los planes de estudio las asignaturas que les parecían más rollo, se les atragantaron, no les gustaban, quien la impartía era un berzas (de eso también hay)… cualquier cosa menos pensar en el progreso del alumnado.

De tal suerte que materias como la Historia, para algunos soporífera, se ve reducida a la mínima expresión. Para los ideólogos del plan no es importante saber de dónde venimos, ni por qué los hechos dimanan los unos de los otros. Los chavales estudiarán a partir de la Constitución de “la Pepa” de 1812, eso sí con perspectiva de género. ¿Cómo se llegó a ese momento histórico? Que lo busquen en Google.

Con perspectiva de género también se estudiarán asignaturas como matemáticas, física, química… Soy de letras puras, si pregunto a personas de matemáticas cómo se puede enseñar estas asignaturas bajo este prisma aluden al enunciado de los problemas o a no esconder a las mujeres de ciencia. Sin comentarios.

Para poder meter la perspectiva de género hay que quitar cosas y entre ellas está la regla de tres. Muchas personas la utilizan para comprobar que no les timan en las ofertas en los hipermercados pero el lumbreras que hace los planes de estudio ve más practico ideologizar.

Otra de las asignaturas que ha caído en desgracia es la Filosofía. Sí, esa que enseña a pensar, esa que llevan intentando borrar del mapa desde ni se sabe porque a nadie le interesa tener generaciones que cuestionen a quienes están en el poder.

El nuevo plan de estudios dejará pasar de curso con suspensos o para hacer la EvAU, la Selectividad de toda la vida de Dios, siempre y cuando el profesorado lo estime conveniente. Es decir, el esfuerzo personal del alumnado importa un carajo, se quiere que los estudiantes pasen por el bachillerato no este por ellos.

Con este nuevo plan nos aseguramos una generación de cazurros analfabetos fácilmente gobernables.

Aplausos para los ideólogos que van a desgraciar el futuro de la siguiente generación.

Galiana

Puedes escuchar el podcast (buscando «La columna de los lunes de Galiana») o clica en la imagen de tu plataforma preferida

👇

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo, Podcast, Podcast La columna de los lunes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s