Cinco céntimos más el churro

Mi churrero ha subido cinco céntimos cada churro. Me ha justificado el aumento por el incremento del recibo de la luz y del precio del aceite.

En el ascensor coincidiendo con mi vecina le comenté el asunto. Para ella no era importante, estábamos hablando de cinco céntimos, tampoco me iba a arruinar por eso, además si tanto me escocía con prescindir de los churros lo tenía hecho puesto que no son un bien de primera necesidad.

La cuestión no está en si cinco céntimos es una enormidad, o si los churros deben comerse todos los días por cuestión dietética, el tema es el trasfondo que esta subida esconde, la complejidad y ramificación que tiene.

Los churros no son un bien de primera necesidad, como dice mi vecina, se puede prescindir de ellos. Si todos lo hiciéramos el churrero bajaría la persiana, ese sería otro debate interesante.

Dejemos los churros a un lado y pensemos en los bienes de primera necesidad, ésos que tanto le gustan a mi vecina.

Al lado de la churrería hay una frutería. Al frutero también le han subido la luz, como al del supermercado, como a todos.

Filomena, dos años de sequía y las últimas danas han destrozado cosechas, han provocado que muchos productos se hayan encarecido: el aceite, el café, determinadas frutas, verduras y hortalizas de temporada.

La subida del precio de los carburantes es para echarse a temblar. Todo lo que adquirimos en las tiendas ha llegado a ellas a través del transporte de mercancías. Este se ha encarecido notablemente por los dichosos carburantes.

La luz subiendo, los carburantes también, los bienes de primera necesidad disparados, hay mucho churrero subiendo algunos céntimos para cubrir gastos, lo de obtener beneficios (no olvidemos que son empresarios) también es importante.

El gobierno va a subir el salario mínimo interprofesional. La justificación, paliar la subida del recibo de la luz.

Pongamos en una lista los cinco céntimos de todos los churreros por la subida de la luz, los carburantes y el encarecimiento de algunos productos de primera necesidad. Añadamos a eso lo que pagamos de incremento en nuestro propio recibo de la luz.

Por cierto, sin ánimo de ser tocapelotas, el churrero tiene un ayudante, la subida de su nómina repercutirá en el coste de los churros.

Dicho todo esto, la subida de cinco céntimos el churro que acaba de aplicar mi churrero me parece mucho más importante de lo que cree mi vecina.

Galiana

Recuerda, puedes escuchar la versión en podcast en el canal Galianaescritora de Telegram

👇

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cinco céntimos más el churro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s