«Letras calientes» de @AlexFlorentine: «Soy o no soy»

Los gustos a veces, en cuestión de segundos, cambian.

Soy o no soy

Sara y yo nos conocimos en las aplicaciones de ligue tan comunes hoy en día entre solteros y no solteros… Para qué negar lo evidente.

Soy heterosexual hasta que se demuestre lo contrario, como dice ella.

Recuerdo cuando me apareció un mensaje en la carpeta de entrada, se presentó de forma educada y sutil y usando un vocabulario exquisito, unos modales… Y su foto de perfil con ese pelo negro azulado, los ojos verdes sombreados en gris, piel blanca, labios rojizos, jugosos y gruesos…

Reitero que soy heterosexual.

Nos hemos pillado unas vacaciones y bajado al sur, que en el norte de España aún hace frío en mayo.

Acabo de despertar y salí de la cama sin hacer ruido. Nos alojamos en un pequeño estudio en la costa de Almería, tiene una cocina-salón pequeñito, un baño con ducha, bastante decente, y una habitación con una cama de un metro cincuenta.

Hemos compartido confidencias desde hace poco más de medio año, risas y llantos… Y abrazos.

Sara es bisexual, me lo dijo al principio, cuando me insinuó que yo le gustaba.

Yo le dije que nunca había estado con una mujer, que no me interesaba, y acabamos hablando del género masculino y de lo difícil que es encontrar a alguien afín en la sociedad actual.

Al día siguiente, muy educada, me preguntó por mi día y otro ratito más de conversación. Así, durante, creo, que dos semanas.

Al final de los días abría ilusionada la aplicación para ver si tenía mensaje suyo (no tengo activadas las notificaciones).

Quedamos y salimos alguna vez. Fuimos a alguna fiesta. Conocí a sus amigos, conoció a los míos. Ambas nos integramos.

Y antes del verano decidimos irnos juntas de vacaciones.

Ella bebe algo y alguna vez tuve que frenar su impulso hacia mí cuando está ebria. Anoche conocimos a un grupo de chicos y coincidió que nos gustó el mismo.

Lo hablamos y me sugirió que jugáramos a ver quién le hacía más “tilín”. Y fue a coincidir, que ninguna de las dos se lo hizo. Estaba más pendiente de un chico que había sentado en la barra.

La verdad que a mí me atrajo muchísimo y creo que se notó que intenté llamar la atención. Lo que terminó pasando es que se la llamé a otro chico, un amigo suyo que estaba a su altura y con el que terminé hablando y…  Es el que acompaña a Sara ahora mismo en el dormitorio.

Unos porque no se fijan en las mujeres y otros porque sugieren hacer tríos. En fin.

El grupo se segregó: el que nos gustaba se fue con el chico de la barra, tres con unas chicas que bailaban en la pista y quedamos los demás. Mi amiga le tiró los tejos con descaro mientras yo hablaba lo normal.

El caso es que ella decidió traerlo al piso y yo me quedé relegada a un segundo plano.

Ahí fue cuando comencé a sentir una especie de rabia mientras escuchaba los gemidos y jadeos dentro del dormitorio.

Yo, en el baño, comencé a sentir que me excitaba. Mi tanga se humedeció hasta quedar como recién salido de la lavadora. Comencé a sentir mi sexo latente.

Mi cabeza comenzó a imaginarme con él, a sentir ansías por tener su miembro dentro de mí… Pero también comencé a imaginar los dedos de Sara, con esas uñas pintadas de negro, en mi interior.

Fui hacia la puerta y bajé la manilla de la puerta, abrí despacio y los vi. Sara a cuatro patas, cerca del borde de la cama y él en pie con el cuerpo oscilante haciéndola gemir.

Me quedé parada, en ropa interior, él me miró y salió del interior de Sara. Ella, entonces, se dio cuenta de que estaba allí. Sonrió, se levantó y agarró la mano del chico. Los dos vinieron hacia mí.

Sara agarró mi barbilla y me comenzó a besar con pasión, él colocó mi mano en su erguida anatomía y me enseñó lo que tenía que hacer. Sara se pegó a mí, entre los dos cuerpos sentí su mano. Al poco, y tras apartar a un lado la tela húmeda, sus dedos de uñas negras penetraron en mi húmedo interior e hicieron que cascadas blanquecinas y saladas manasen de mí.

@AlexFlorentine

Acerca de Galiana

Escritora, creativa
Esta entrada fue publicada en Alex Florentine, Escritora, Letras calientes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s