Miradas furtivas: Colillas

Se suele asociar lo de “dejarte tirado como una colilla” con abandono y soledad, aunque también hay, véase la muestra, muchedumbres de colillas que desde luego ya no están nada solitas.

Tantas colillas juntas os ponen difícil encontraros a tu colilla gemela y a ti, porque tantísima colilla sólo genera ruido y os estorba. Y aún así, a veces sucede el milagro, el color resplandece entre tanta grisura y vais y os encontráis.

Sed felices, colillas hechas la una para la otra 😉

 

@joseraigal

 

 

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s