La Casa Real y sus líos

Esto que en la Casa Real supieran desde el 2006 de las andanzas del “yernísimo” y no lo denunciará nos parece fabuloso porque les hace más humanos que reyes. ¿Acaso nosotros llegado el caso no haríamos lo mismo por uno de los nuestros?

Ironías aparte. El problema es que por mucho que quieran ser una familia como todas las demás, con uno de sus miembros que comete “pecadillos”, no pueden serlo. No, no vale que le aconsejaran irse a mangonear fuera de España y mucho menos que se callarán hace 6 años para ahora que todo sale a la luz decir que ellos ya lo sabían que quisieron hacer el papel de familia buena y ejemplar y le mandaron a hacer “de las suyas” a otro sitio; el caso es que ahora le pagan el haber callado antes dejándole en evidencia porque el escándalo es de tal dimensión que les afecta más de lo deseado.

El “Caso Urdangarín” está poniendo en evidencia muchas cosas dentro de la Corona; ese “Juancarlismo” que la generación de la transición adoró hasta límites insospechados está desapareciendo, las nuevas generaciones o bien les da lo mismo tener una monarquía o bien directamente se decantan por una República con una Constitución más adecuada a los tiempos actuales.

Tanto los “Juancarlistas” como los que abogan por que la monarquía ya ha cumplido su papel y merece que se le dé las gracias por los servicios prestados al reinstaurar la democracia, ven que la Casa Real lo hizo mal hace 6 años y eso nos hace plantearnos cuantas cosas más ha hecho mal y como no han salido a la luz los españoles no nos hemos ni enterado.

Urdangarín ha tirado por tierra lo que al Rey tanto le costó consolidar y que a la vista está no estaba más que cogido con alfileres. Es cierto que el Rey ha dicho por activa y por pasiva que no va a abdicar que lo suyo es una profesión que se acaba con el último aliento, pero si hiciéramos en este momento una encuesta sobre si queremos que el Príncipe de Asturias ascienda al trono puede que nos lleváramos alguna que otra sorpresa, por mucho que el Príncipe Felipe se vaya adelantando y presente un discurso sobre su deseo de hacer una monarquía más actual.

La Casa Real y el “yernísimo” podrán dejar por unos días de estar en el ojo del huracán, para ello cuentan con la inestimable colaboración de la victoria del Barça en el “Mundialito”, la investidura de Rajoy con el nombramiento de su nuevo Gobierno, y el “El Gordo” de Navidad. Balón de oxigeno que nunca viene mal, pero el mensaje del Rey de Navidad, sea cual sea, le va a devolver al number one de la actualidad.

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora, creativa
Esta entrada fue publicada en Galiana, La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s