En noviembre juega con los «Relatos Musicales» de @yugm76: Una cruel pesadilla

Hay momentos en la historia mundial que jamás debieron ocurrir. Circunstancias que serán muy difíciles de olvidar. Esas épocas tratan de enseñar a la humanidad.

¿En realidad aprendimos algo?

RECUERDA: Pincha en el banner para conocer las instrucciones del juego.

UNA CRUEL PESADILLA

Hubo un tiempo en el que ser humano no reinaba en la tierra.

La naturaleza seguía su curso sin que nada ni nadie pudiera impedirlo. El aire era lo más puro que podía ser en ese momento. El silencio se palpaba.

Hubo un tiempo en el que las aves volaban libres por el cielo, los peces surcaban ríos y mares sin ningún temor. Los animales salvajes corrían por las abandonadas ciudades en las que no se veía ni un alma

Solo existía el mundo, la flora, la fauna y poco más. El estado puro.

Hubo un tiempo en el que los seres humanos no podían salir de su casa, estaban en peligro de muerte. Eso les convirtió en una sociedad única, solidaria, unificada, en la que solo les importaba sobrevivir. Una hermandad que vencida por el miedo luchaba unida con la idea de terminar con esa opresión que acababa con la vida de miles de personas al día. Se ayudaban los unos a los otros. Se preocupaban por los demás. Sentían empatía por el trabajo extremo que realizaban todos los equipos médicos; salían a aplaudirlos en sus balcones; a demostrarles que estaban con ellos aunque no podían luchar de la misma manera contra aquel terrible virus. Querían que supieran que estaban a su lado y que su apoyo era incondicional. Los padres empezaron a pasar más tiempo con sus hijos y no con sus abuelos, el bullying desapareció. Los hogares se transformaron en improvisadas escuelas y despachos. Las familias volvieron a preocuparse los unos por los otros, volvieron a estar unidas.

Una pandemia transformó el mundo en una cruel pesadilla…

¿De verdad lo era?

Por un breve pero intenso espacio de dos meses me lo creí. Estaba por completo convencida que un microscópico virus mortal le había dado una lección de humildad a toda la población mundial. Que después de esto saldríamos fortalecidos. Pudiéndonos mirar a la cara sin vergüenza. Poniendo en práctica todo lo que habíamos aprendido; saludando con cariño al vecino. Respetando las filas en los supermercados. Siendo más amables y atentos, en definitiva, mejores.

Era mentira, una brutal fantasía. En cuanto pudimos regresar a lo que más se parecía a la normalidad, todo volvió a ser lo que era: abusos de poder, incomprensión, agresiones a sanitarios, robos y timos a ancianos, y un largo número de etcéteras.

Ahora, después de haberlo superado, aunque ya no se habla de ello, ya casi lo hemos olvidado, es en este momento cuando me pregunto qué parte de la historia era un sueño y cuál una pesadilla.

@yugm76

La solución al juego la tienes clicando en la imagen

Acerca de Galiana

Escritora, creativa
Esta entrada fue publicada en Escritora, Literatura, Narrativa, Relatos, Relatos musicales, Yu Gm y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s