En junio «Los Relatos Musicales» de @yugm76 «Con amor, Simón»: Amor del bueno

La cita de la carátula de la película Con amor, Simón dice: “Todo el mundo merece una gran historia de amor”

Nosotros vamos a jugar

Amor del bueno

A raíz de aquello la protección de mi madre se convirtió en obsesión. No quería que me pasara nada, ella lo adornaba diciendo que era amor. De esa manera me retuvo en casa sin poder salir durante la adolescencia. Según ella era por mi bien, temerosa de que me ocurriera algo. Debía protegerme.

Soy hija única, en la actualidad solo cuento con el amor y la comprensión de mi pareja porque dieciocho meses después de nacer, murió mi padre. Un conductor ebrio lo atropelló mientras se dirigía a trabajar de madrugada. Me lo arrebataron.

El caso es que hasta cumplida la mayoría de edad no pude tener una vida como la de los demás chicas. Comencé a salir con mi grupo de amigos, siempre con la preocupada mirada mi madre.

En aquella época reconozco que recuperé el tiempo perdido, llegaba a casa a las tantas, sin llamadas, sin hora, intentando vivir todo lo que me había faltado. Incluso me acosté con algún que otro chico. Aunque seguía sintiéndome vacía.

Una noche apareció ella, quizás su nombre ya indicaba mi destino. Lo nuestro fue un flechazo. No dudé ni un solo momento, entendí, que estar con ella era lo que me llenaba. Lo que me hacía feliz.

Después de varios meses de relación clandestina, se suponía que salía con un chico, disipé mis dudas y me enfrenté a mi madre.

¡Tenía que contarle la verdad!

Estaba convencida de que me comprendería, que se alegraría por mí, que me apoyaría, que me entendería.

Gritos, gritos y más gritos fueron lo único que me encontré. Frases como que quien me había pegado esa enfermedad, que me iba a llevar a un psiquiatra para que me curara fueron sus respuestas. Mis tías trataron de hacerla entrar en razón, explicándola que no era ninguna enfermedad, ni física ni mental. Que solo era mi condición sexual y que era más común de lo que pensaba.

Me dio una bofetada, me echó de casa y me dijo la frase que se me quedó grabada en el alma. “Prefiero que seas puta a lesbiana”.

La ignorancia me hizo perder a mi madre.

Sin embargo junto a Moira, por fin, he comprendido lo que es el verdadero amor, ese del bueno.

@yugm76

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Escritora, Literatura, Narrativa, Relatos, Relatos musicales, Yu Gm y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s