Y dura, y dura, y dura

Muchas de mis jornadas son intensas, un no parar de un lado a otro a lomos de autobuses y vagones de metro. Muchas veces con importantes desplazamientos a golpe de sandalia.

A estas alturas creo que no te extrañarás si te digo que vivo colgado siempre de mis dispositivos, tanto en el interior como moviéndome por el exterior.

En mi casa o en el trabajo no suelo tener problema, siempre hay enchufes. Voy por el mundo pertrechado de cargador y cable que, aunque no abusa de las cargas ultrarrápidas tan de moda hoy en día, me permite darle un chute suficiente a las baterías para extender su autonomía.

El problema se me presenta en el mundo exterior, ahí entran en juego las baterías portátiles. No paro nunca. Spotify en mis oídos a través de auriculares inalámbricos. YouTube montado en metro o en bus. Gestión de correos o mensajes de Telegram vibrando en la muñeca. Redes sociales. Lectura de webs. Información. Opinión.

Batería, batería, batería… jamás es suficiente, siempre cae. Ha sido el motivo de que jubilase móviles que me encantaban con unas prestaciones estupendas, pero… ¡Ay! Se acercaba la hora de comer y ya estaban por debajo del 40%, a veces muy por debajo, y a mí aún me quedaba jornada y viajes por la tarde hasta cerrar el día definitivamente en casa con tranquilidad para cargar lo que hiciese falta.

Un móvil puede tener un zoom brutal, cantidades ingentes de gigabytes, las pantallas más brillantes con la definición más espectacular, procesadores hiperpotentes… que yo lo veré todo relacionado con la autonomía que me pueda dar. Máxima autonomía en el menor espacio posible. Comodidad y durabilidad. Si alguna compañía fabricase un móvil de gama media con 5,8 ó 6,2 pulgadas que aguantase sin problemas 10 horas de pantalla se ganaría sin dudarlo mi corazoncito.

Ahora ando evaluando cual será mi próximo aparato. En el punto de mira las series 14 de iPhone y 23 de Samsung. Cuando oigo hablar de pantallas Promotion con frecuencia de refresco adaptativa lo único que pienso es en cómo afectarán al consumo. Al mirar las dimensiones del aparato sólo veo cuanta batería entrará. Cuando me hablan del sistema operativo busco de qué manera prolongará la autonomía.

Al fin y al cabo, cuando se acaba la batería todo lo demás no importa. Al menos hasta que vuelva a recargarse otra vez más 😎

@percheronAC

Clica en categorías para leer más post

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Tech sunday y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s