Letras calientes de @AlexFlorentine: El nuevo calendario

El nuevo calendario

No creímos que el llamamiento para el calendario solidario del próximo año fuera a resultar tan provechoso. Nuestro correo electrónico estaba abarrotado y ni disponíamos de tiempo para responder a otras tantas llamadas de teléfono.

Se ofrecieron; desde amas de casa con cualquier edad y físico, ¡hasta el parque de bomberos entero!

Y ahí, nos llegó la inspiración.

¿Qué mejor que unos bomberos rescatando a los animalitos callejeros?

Lo que no me esperaba, era que aproximadamente un setenta por ciento del cuerpo… ¡Tenían semejantes cuerpos! Válgase la redundancia.

¡Yo no estaba al día de los relevos generacionales de los funcionarios municipales!

No os he contado que soy la fotógrafa de la protectora. Junto con una compañera, diseñamos los calendarios estos últimos años, hacemos libretitas, books de mascotas y todo lo que se nos ocurra con tal de sacar un dinero para los animalitos. Imprimimos en un negocio que no nos cobra y a cambio, les hacemos publicidad en el mismo calendario. Participan varios comercios y al final todo lo recaudado es íntegramente para nosotras.

Mi amiga y yo entablamos amistad con dos de ellos. De nuestra edad, se prestaron incluso a hacerse fotos fuera del estudio y cogieron cariño a varios de nuestros gatos y perros. Uno, con un canal de Youtube sobre montañismo, se ofreció a hacer un vídeo para visibilizar nuestra labor.

Vamos, estábamos locas de contentas.

El día que finalizó la sesión —venían cuando les dejaba el turno—, se quedaron más rezagados que sus compañeros.

Tenemos una tienda pequeñita, muy pequeñita, en la que vendemos cosas de segunda mano y otras manualidades hechas por nosotras.

Hace mucho calor para ser noviembre. El tiempo está loco, pega un sol de justicia en la fachada y los doce metros cuadrados interiores son como un horno asador. Las camisetas de los cuatro marcan todo lo que hay debajo. Nosotras, nuestra ropa interior y ellos, sus trabajados pectorales.

El reloj marca las ocho de la tarde de un viernes. Nos hemos visto cuatro veces y sabemos que ninguno tiene novia ni nada semejante. Mi amiga y yo nos miramos y ante su afirmación, me lanzo.

—¿Queréis venir a tomar algo con nosotras? Qué mejor que agradeceros lo que hacéis por los pequeños.

Ellos se miran, uno afirma, y el otro me sonríe y dice: «¡Claro! Pero es un placer ayudaros».

Decidimos ir a un bar cercano, un sitio desenfadado en el que nos sentamos en unos taburetes frente a la barra. Pedimos y tomamos cuatro «cañas».

Aproximadamente una hora después, ya sabemos unos de otras y otras de unos, bastante más de lo normal conociéndonos tan poco.

Salimos y en la puerta titubeamos un poco. Por fortuna, parece que hemos coincidido en los gustos. Es decir, yo me quedo con el chico que me atrajo desde un principio y mi amiga se va con su amigo. Nos separamos con unas excusas tontas. El típico «la acompaño a casa».

Toma mi mano y siento que me caigo redonda al suelo. Me fijé, estando sentada a su lado, que no tiene milímetro de piel desechable. ¡Cómo se le marcan los pectorales incluso sin estar sudado!

Veo que mi amiga se va en su coche y que el chico parece que la sigue. No sé, ya me contará, no es el típico «te acompaño a casa».

—¿Tienes coche? —La pregunta me saca del embotellamiento.

—No… Es decir, sí, pero no lo traigo mucho. Prefiero caminar o coger el autobús.

—Yo sí. Ven, está allí —me invita.

Llegamos hasta un utilitario tipo «suv» de estos tan de moda hoy en día, bastante nuevo y limpio. Incluso adentro, huele bien.

—Me dirás…

Me mira arrancando el motor.

Y le digo… Añadiendo que le invito a tomar la última ronda en mi casa.

Y las dos últimas copas siguen sobre las mesitas. Casi sin beber, esperando a que nuestros cuerpos se despeguen, se desacoplen y dejen de moverse en perfecta armonía sobre el nórdico.

Tal y como pensaba, ni un milímetro de piel desechable y unos pectorales… dignos de perfilar con las uñas.

@AlexFlorentine

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Alex Florentine, Letras calientes, Literatura, Narrativa, Relatos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Letras calientes de @AlexFlorentine: El nuevo calendario

  1. Santiago dijo:

    Ya lo venía diciendo yo, y ahora lo acabo de ratificar, el ayudar a la conservación de la naturaleza, y en especial a los animales, siempre tiene su recompensa, aunque ella sea la de andar jugando con fuego, pero para eso estamos los bomberos, a veces iniciamos el fuego, y otras acabamos dentro del incendio, y ésta noche, ha sido una de ellas…y por mucho que los dos estemos ardiendo…no seré yo, quien llame a los bomberos…ardere en el fuego eterno, al menos hasta la mañana siguiente…y después ya veremos, si las brasas continúan candentes y las hay que apagar de nuevo…no seré yo quien llame a los bomberos…🔥🔥🔥

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s