Navidad con Mar Maestro: Recuerdos

En este día de Navidad vengo con un cuento, un relato, una historia, espero que os guste.

Recuerdos

Regresé de nuevo allí a recorrer sus calles y senderos, pero sobre todo, a aquel otro camino que más en particular hacía tanto que no pisaba. A lo lejos se veía la casa. Ya no tenía el esplendor de antaño, ni su chimenea dejaba ver el calor de estar todos juntos. Tampoco sus ventanas se abrían de par en par ni aquel sendero estrecho y descuidado era el camino amplio de entonces, ahora se mezclaban en el las ramas de árboles achaparrados y retorcidos, junto con diferentes arbustos y malezas que habían crecido por la falta de cuidados.

Aún lado la pequeña fuente de la que surgía un pequeño hilo de agua, seguía allí pero diferente a aquella de estrepitoso ruido y de gran chorro de agua cristalina donde acudíamos a refrescarnos en nuestros juegos. Al otro lado se veía el jardín, en otro tiempo cuidado hoy era una mezclas de ortigas y hierbas sobre un césped que mal crecía abandonado. A lo lejos, en el horizonte, el sol jugaba con mi imaginación dejando cubrir con sus rayos, todo cuanto existía bajo él, un cielo inmensamente azul, las montañas y el pequeño valle en el que se distinguía el sendero que conducía a la que fue mi casa. No hacía frío, pero un suave viento rozaba mi cara al andar. Era una tarde serena, limpia, placida. Todo parecía querer arrancar de mi pensamiento aquellos recuerdos que fueron míos y míos seguirían siendo. Pues nada ni nadie podría borrar la esencia de lo que fue.

Al tocar el pomo de la puerta principal, todo por un instante parecía recordar la vida de entonces y a mi mente llegaban mil recuerdos

Todos están fuera. No hay nada que hacer. Voy a la sala. Un reflejo me incita a acercarme al viejo tocadiscos. Abro el baúl. Impaciente busco un álbum concreto. Están llenos de polvo, descoloridos por el paso del tiempo y desgastados por el uso. Decidida coloco el disco en la plataforma y la música me trasporta en mi mente a los mil y un guateques bailados en ese mismo escenario. Gira y gira el disco y mientras lo hace mi imaginación vuela hacia atrás en el tiempo, donde parecías vivir de ilusión, de fines de semana de tacones altos y de Levi´s Straus, colorete y pintalabios y aquellos cepillados de pelo largos, largos y de libros de imágenes y bellas palabras junto con tus muñecas zanquilargas y tus libros de texto.

Aquellas tardes de charlas, de horas al teléfono de risas y carcajadas contándonos mil secretos y algunas lágrimas vertidas sobre el uniforme de grises cuadros.

Tardes de guitarras, de mochilas y chirucas, de pantalones de marcha y de montar en moto, llena la mirada de fantasías y sueños, y la pasión por la vida como abanderada y esa fuerza de sentirse segura e ir hacia delante con determinación, un montón de promesas y deseos por conseguir, meditaciones y frases, utopías y ganas de luchar y… ¡tantos recuerdos!

El disco terminó de girar y la canción acaba. Todo vuelve a la quietud y a la calma en que los he encontrado. Extiendo la mirada a través de la ventana, hacia el valle. La tarde está cayendo. Toda la naturaleza se prepara para recibir la noche. Los pájaros lo anuncian con sus cantos. Cierro la puerta de la que fue mi casa y un mundo queda atrás. Regreso por el sendero, ahora grisáceo y oscuro en el que se refleja los primeros rayos de luna. El silencio se desprende de la casa en medio del valle.

Una sensación, un escalofrió recorre mi cuerpo, al echar la vista atrás, una inquietud, un presentimiento, un qué se yo.

Levanté los ojos del camino, miré hacia delante. Frente a mí avanzaba una silueta como una sombra. Al acercarse su figura se desdibujaba haciéndose más familiar. Habían pasado los años, más sus formas, sus maneras, sus andares se reconocían como entonces y le devolvían toda la esencia a su presencia.

Allí estaba él. A mi lado. Y allí había estado, junto a mí. En nuestra casa.

 

Mar Maestro

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en "...Y Cía", Mar Maestro y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s