Mejor cuanto más cerca

Los teléfonos móviles ya no son sólo teléfonos, son pequeños ordenadores. Mi primer ordenador de sobremesa, un IBM PS2 muy profesional, tenía 512 Kb de memoria RAM y un disco duro de 20 megas. Mi smartphone Redmi de hoy, de gama media, tiene 6 gigas de RAM y 128 de almacenamiento.

Pero en lo que muchos se fijan a la hora de elegir un smartphone no es en sus cualidades estrictamente como ordenador, sino en sus capacidades fotográficas. Las cámaras compactas prácticamente han desaparecido sustituidas por los móviles, que incluso compiten duramente con las cámaras bridge o las réflex. Algunos profesionales usan también móviles de gama alta de última generación tanto para fotografía como para vídeos.

Google, Samsung, Huawei, Xiaomi, One Plus, OPPO, Apple… todos se afanan en conseguir las fotos más realistas, más luminosas, con mayor grado de detalle e información, unos hacen más hincapié en el procesado por software, otros en la calidad de las lentes o el tamaño de los fotodiodos y los sensores.

Ya hablamos en un post anterior de los selfis, pero hoy quiero que tratemos de las cámaras traseras.

Existe la creencia de que a mayor número de lentes mucho mejor, algunos meten incluso lentes macro de baja resolución (y dudosa utilidad en la gran mayoría de los casos). La gran mayoría de los smartphones cuentan con una cámara principal, que suele ser un gran angular muchas veces acompañado por un súper gran angular. Son las cámaras estándar para las fotografías habituales que tiramos en un viaje o en una fiesta, abarcan mucho paisaje, grandes fachadas o enormes monumentos o grupos con muchas personas.

Pero a mí que no me quiten el zoom.

A ver, no te pienses que se trata de ir de paparazzi a robar fotos a dos manzanas de distancia de tu objetivo, no, aunque también pueda ser. Huawei instaló un brutal zoom óptico x5 en su P30 Pro antes del veto americano, me quedé sin probarlo aunque me quité la espinita practicando con el zoom x10 del Galaxy S21 Ultra de una amiga. Esos zoom sirven para robar fotos que da gusto.

Un zoom x2 o x3 es suficiente para lo que suelo buscar, fotos en distancia corta sin los abombamientos del gran angular, especialmente retratos. Necesito de la versatilidad que me da el zoom para esas y otras tomas, incluso más lejanas. Pocas veces he usado el x3, suelo emplear el x2 y es más que suficiente para unos retratos realistas y proporcionados que no saldrían igual sin él.

Apple, toda una manera de entender la fotografía y el vídeo desde sus iPhone, empezó a añadir un zoom en su iPhone 7 Plus. Actualmente, desde la serie 11, la más visible diferencia con la que cuentan los iPhones Pro es precisamente el añadido del zoom. Huawei montó una triple cámara, la principal, un sensor monocromo y un zoom en su P20 Pro, con el que empezó a especializarse en fotografía.

Tú sabes mejor que yo que tipo de fotografías sueles hacer y qué equipo te viene mejor. Pero, si no lo has pensado o incluso lo estás haciendo ya, te sugiero que tengas en cuenta el zoom para el retrato. Y también para acortar distancias. 😎

@percheronAC

 

Clica en categoría y puedes leer más post


Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Tech sunday y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s