Las «Letras calientes» de @AlexFlorentine: Acelera

Soy Alex y me estreno con esta nueva sección. Quizás me recuerdes del verano, cuando participé en esta casa con «Catalepsia«. Sin embargo ahora, escribo para ti otra temática completamente diferente, tal y como sugiere el título.
Te espero todos los martes. Si aún no sabes de mí, clica en «Letras calientes«.

Acelera

Un Mustang es un Mustang y me recorro casi quinientos kilómetros para comprar un Shelby GT350 a precio de ganga. Cuando llevo la mitad del camino de regreso hecho, me percato de que no frena bien y decido buscar un taller para que le echen un ojo. Aún me queda distancia y por autopista sería una locura continuar el viaje así.

Me desvío y salgo de la vía hacia el primer pueblecito que me encuentro señalizado con un cartel blanco. Circulo despacio por las calles llevándome algún bocinazo hasta que decido adentrarme en un polígono industrial.

Encuentro uno con el portón aún abierto y estaciono el coche a la entrada. Hay dos chicos bajo un coche subido en una grúa, se quedan boquiabiertos al verme y no me hacen ni caso.

—Hola, siento las horas. Sé que queda poco para cerrar, pero tengo un problema con los frenos y no me atrevo a continuar el camino. Y más, siendo tan tarde y teniendo que circular por autopista.

—Íbamos a hacerlo ahora.

Me giro ante la decidida voz de una mujer y me encuentro a una morena con el cabello recogido en un moño alto. Va vestida con una camiseta de tirantes, sudada y manchada de aceite la cual delimita parte de su cuerpo. Camina hacia mí y se acerca a la puerta del coche. El pantalón de trabajo marca sus dos maravillosas nalgas, mostrándome la perfecta simetría y separación entre ambas cuando se inclina y mete medio cuerpo por la ventanilla.

—Escuché que lo acabas de comprar. Parece en buen estado. Me gustan los Mustang.

En algún lado suena la alarma de un móvil o reloj sacándome del embobamiento que tengo. Me imaginé con todo lujo de detalle cómo obedecía cuando el final de su espalda pedía a gritos que le bajara el pantalón y accediera a comprobar sus niveles de lubricación.

Se pone frente a mí, mira el reloj, y primero se dirige a los dos chicos.

—Cuando salgáis, bajad el portón. Yo me quedo a ver si puedo hacer algo con este coche. ¿Me lo puedes meter, por favor?

Tal pregunta, hecha con los brazos en jarras y viendo el sudor resbalar por su escote, me hace desear que el artículo que precede al verbo del final de su frase sea femenino.

Voy al coche, arranco y estaciono al lado de ella. Los chicos pasan al lado nuestro sin ni siquiera despedirse, pero sí que bajan el portón.

—¿Ya se van? —pregunto.

—Cielo… El taller es mío.

—Perdona, soy un machista. Debí imaginarlo, estás con ropa de trabajo y sudada… Quiero decir, que supongo que eres mecánica.

Clava sus ojos en los míos y sonríe. No sé cómo tomármelo.

—¿Puedes abrir el capó?

—Está duro.

Sus ojos me recorren y bajan por mi cuerpo de una forma que electrifica.

—Quiero decir, que el pedal se pone duro —murmuro como un tonto.

Pienso que no estoy arreglando nada.

Se acerca.

—Voy a abrir el capó —me excuso.

—De eso nada, cielo.

Al fin dejamos de jugar.

—Me encantan tus historias, escritor —murmura mientras me besa—. Y me encanta mi nuevo coche.

Poco después, lo que imaginaba minutos antes está ocurriendo: pruebo sus niveles de lubricación y líquidos. Ella, como buena mecánica, comprueba a su vez la dureza de mi pedal.

Sus dos hermanos están acostumbrados a nuestros pequeños juegos. Soy de la familia desde hace un tiempo y abrimos el taller hace unos años.

@AlexFlorentine

 

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Alex Florentine, Letras calientes, Literatura, Relatos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Las «Letras calientes» de @AlexFlorentine: Acelera

  1. yu gm dijo:

    Impresionante, desde luego es una buena manera de «despertarse». Dice pero sin decir, enseña sin enseñar… Me encanta

    Me gusta

  2. antoncaes dijo:

    Vaya, como bien decías es suave, pero con garra. Enhorabuena.
    Y bienvenida, 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s