«Regreso al futuro» en Los relatos musicales de @yugm76: Crash

 

Último día de juego con la película «Regreso al futuro». Como decía Marty McFly: Tuve una terrible pesadilla. Soñé que viajaba atrás en el tiempo. Era terrible.” ¡O a lo mejor no!

 

Crash

Parece que fue ayer y ya han pasado más de 20 años, cuando tocábamos de garito en garito. Creíamos que seleccionábamos aquellos lugares en los que podían pagarnos mejor, o que quizás tuviéramos más público. ¡Qué ingenuos éramos!

Hoy en día y con franqueza reconozco que tocábamos donde nos pidieran, estábamos convencidos de que llegaríamos a lo más alto, era algo que siempre habíamos tenido metido en la cabeza, ¡queríamos brillar!

Con aquellos primeros conciertos pudimos pagarnos un coche donde poder llevar todos nuestros equipos, guitarras y demás, y a la vez no tenérselo que pedir a nuestros padres. Ansiábamos tener esa independencia, todo lo que lográramos tenía que ser a base de nuestro esfuerzo, no nos tendría que ayudar nadie.

Una noche durante el ensayo y pruebas de sonido se abrió la puerta del bar y apareciste tú. Tenía que haber sido más suspicaz y darme cuenta que no me traerías más que problemas en cuanto se me rompieron tres cuerdas de la guitarra, pero tu manera de vestir no me dio ninguna opción, te metiste en mi cabeza, todo lo demás se desvaneció.

Reconozco que te hice bailar y cantar, el concierto te lo dediqué entre miradas y gestos. Para mí en el bar no existía nadie más, tan solo tú, esa función fue para ti.

Terminamos de tocar, con los bises correspondientes. Yo estaba ansioso de bajar del escenario y poder hablar contigo. Desapareciste sin más, te esfumaste como un oasis en el desierto, me negaba a pensar que eras un espejismo.

Recogimos el material y lo metimos en el coche. Estoy convencido de que lo hice como un autómata, no recuerdo haberlo hecho. Igual que montarme en él y comenzar a conducir. Por aquel entonces era el único con carnet.

Entonces fue cuando sucedió, nos empotramos contra otro coche. Tuvimos un accidente del que por suerte solo hubo daños materiales, el coche quedó siniestro total aunque ambos estábamos ilesos. Reconozco que tenía la cabeza en otro sitio y esta vez no era ni en la carretera ni en la música.

El cansancio, la falta de sueño acumulado y la imagen de tu manera de vestir hicieron que aparecieras una última vez, pero esta vez solo en mi mente. No vi el Stop.

Nunca más volví a verte. Escribí una canción con lo que me habías hecho sentir. Gracias a ella nuestro éxito y fama ya es historia.

 

@yugm76

 

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Literatura, Narrativa, Relatos, Relatos musicales, Yu Gm y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s