El bozal: Feministas empoderadas

Marido o compañero sentimental bien posicionado que coloca profesionalmente a su mujer. Las feministas lo ven como un tema machista.

Esa pareja defiende la postura como una cuestión económica. En casa hay más dinero y viven mejor. La mujer tiene la opción de aceptar o no.

Sin entrar en la cuestión doméstica, centrando el tema en las mujeres recolocadas y su peculiar forma de empoderamiento.

¿Las mujeres recolocadas favorecen el feminismo?

Galiana

 

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en El bozal, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El bozal: Feministas empoderadas

  1. yu gm dijo:

    En primer lugar tenemos que saber que el feminismo no es lo contrario al machismo, el feminismo lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. No que estemos uno delante y uno detrás, si no al lado para poder juntos construcir un mundo mejor.
    Si las “feministas” dicen esto… Qué opinión tendrían si una mujer consiguiera un trabajo a su marido en paro? Dejémonos de tonterías y volquémonos en la igualdad

    Le gusta a 1 persona

    • Galiana dijo:

      Igualdad en derechos y oportunidades, perfecto.
      La cuestión que se plantea es, si una feminista “empoderada” es la mujer perfecta para portar la bandera del feminismo, o sería mejor portadora aquella que se empodera ella misma con su trabajo.
      😘😘😘

      Me gusta

  2. Winston dijo:

    La señora de Iglesias desde que es su pareja ha tenido una meteórica carrera profesional, ha desplazado a la anterior pareja de Iglesias en el grupo parlamentario e, incluso, ha llegado a ministra en el gobierno de donde Iglesias es vicepresidente. Para que luego digan que para los comunistas la familia no es lo primero. Al más puro estilo norcoreano o cubano.

    Eso sí, el feminismo jamás ha estado más dividido y enfrentado y pidiendo el cese de “una de las suyas” que con ella. ¿Su recolocación ha favorecido al feminismo?

    Los populistas ven la paja en el ojo ajeno pero no ven la viga en el propio.

    Buenos días, Galiana.

    Me gusta

  3. Raquel dijo:

    Para mi el verdadero problema es la falta de igualdad. Si realmente estuviéramos en igualdad, no estaríamos hablando de quien «coloca» a quien.
    Nos falta mucho para llegar a la equiparación y es un problema educativo.

    Me gusta

    • Galiana dijo:

      Un problema educativo.
      ¿Cómo estamos educamos a nuestros hijos e hijas en igualdad? ¿Tanto nos está costando?
      A razón de las estadísticas estamos lejos de la igualdad.

      Tal vez el tipo de empoderamiento de algunas feministas no sea el mejor ejemplo a seguir, por mucho que sean ellas quiénes enarbolen la bandera. Tal vez esta conducta influya en la educación de nuestros hijos e hijas.
      😘😘😘

      Me gusta

  4. antoncaes dijo:

    Lo estamos llevando todo al blanco o negro, al bien o el mal. Y no debería ser así, sabemos que quien tiene padrino se bautiza, sea hombre o mujer.
    Lo de las banderas y el empoderamiento es algo banal, ya que si veo que peligra mi bienestar y el de los míos, arranco la tela y me lio a porrazos con el mástil y como yo todo/a aquel/lla que la enarbole.
    A las pruebas me remito.
    Donde dije digo, digo diego.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s