2021, no sabemos nada

 

El 2020 nos demostró que todo es efímero, que la vida nos puede cambiar con un parpadeo. El año que acabamos de inaugurar nadie sabe lo que puede pasar, pero sí tenemos algunas certezas.

El proceso de vacunación contra la COVID está en marcha, sin entrar en detalles porque dejar la gestión en manos de las Comunidades Autónomas es quitarse la responsabilidad, y eso se le da muy bien al gobierno de Sánchez-Iglesias y luego a criticar cómo se hace en cada uno de los que no son de los suyos. Si unos y otros dejaran de mirarse el ombligo algo más ganaríamos los ciudadanos, porque entre todos hemos contribuido a que el virus se extienda en las pasadas Navidades lo que no está escrito.

Otra certeza es que los presupuestos de Montoro ahora son de Montero. El gobierno presume de presupuestos sociales. La cuestión es que los números no cuadran, reconociendo un déficit del 11,3%.

Con los PGE aprobados Sánchez podría pensar que la legislatura va sin problemas, pero en política las cosas no funcionan así. Su socio de gobierno necesita algo más. Para evitar caer antes de tiempo le ha ofrecido a los morados la futura Ley de la Corona. Nadie sabe de qué va, de momento los de Iglesias se conforman con que se hable más de Felipe VI como Jefe de Estado que como rey.

Dejemos los futuribles y centrémonos en las certezas.

El próximo curso escolar se aplicará la ley Celaá. La enésima ley de reforma de Educación de este país. Nuestros políticos no han entendido que necesitamos un pacto de Estado en esta materia. Aunque a ellos, sean de la ideología que sean, les interesan alumnos aborregados a los que poder manipular cuando alcancen la edad adulta.

La nueva ley de Educación no se aprobó por consenso como tampoco la de Eutanasia. ¿Las personas somos dueñas de nuestras vidas? Ramón Sampedro, María José Carrasco y otras personas que estaban en la misma situación buscaban la despenalización del suicidio asistido. Esta ley, tal y como está concebida, no convence a todos en algo tan fundamental como es morir con dignidad.

Dentro de las certezas también ha variado el permiso de paternidad, se ha igualado al de maternidad. Se han subido las pensiones un 0,9%. Respecto de los cambios que se avecinan en la jubilación, Díaz y Escrivá tienen sus más y sus menos. El SMI no sube este año a pesar de lo prometido. Calviño y Montero parece se salen con la suya. Sánchez no ha dicho todavía la última palabra, la Ministra de Trabajo sigue negociando este tema.

Sí algo hemos aprendido del pasado año es a no porfiar, a reconocer que somos vulnerables, a no presuponer nada. No está tan claro que 2021 pueda ser mejor que 2020, sobre todo cuando estamos en manos de quienes cada vez que pueden descargan sus responsabilidad en otros.

Galiana

 

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 2021, no sabemos nada

  1. JM Vanjav dijo:

    Con mucha carne en el asador político empezamos el año, potenciado por la fuerte resaca del anterior, en nuestras cabezas aún retumbando.
    De momento la única cartera que me da algo de esperanza es la de trabajo, veo ahí más una gestión profesional que política; negociar y consensuar es más bien oficio que cargo público.

    Saludos 🖐🏻

    Me gusta

  2. cmacarro dijo:

    Acertadas reflexiones que suscribo en su mayoría. Ahí va la mía. En este puto país (perdón por lo de país) perdemos más tiempo y energías en ir en contra del contrario (quizás por eso el nombre) que en arrimar el hombro y construir junto al adversario, gobierne quien gobierne y esté en la oposición quien lo esté. Mi pregunta es : ¿Son los políticos los que tienen la culpa o es que los españolitos somos así de miserables, políticos y tropa de a pie? Somos un país maravilloso, con una cara y una cru. Muchos le echan mucha cara, pero ¡Qué cruz! dios, ¡Qué cruz!
    Antes que la vacuna del Covid, necesitamos la vacuna contra el gen ibérico, el vivalavir ge, que es el que nos hace ser tan… españoles..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s