Miradas furtivas: Reincidente

Quién nace lechón, cochinaco muere. Esto me lo dijeron hace tiempo más abajo de Despeñaperros, y a fe mía que tenían razón. Es otra variante, creo, de que la cabra tira al monte.

En nuestra época la variante es la parábola del escorpión, si hay alguien que no la conoce que lo ponga en un comentario y se la cuento.

Pero, vamos, que de lo que se trata es que me gustaban las gallinejas, me gustan las gallinejas y me gustarán las gallinejas. Incluyo, también, los entresijos. Y muchísimo, muchísimo mejor, si son en buena compañía como el día que tomé esta foto.

Si aún no las han probado les animo a que lo hagan.

 

@joseraigal

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s