Gobierno de mesa camilla y “Sálvame”

Es divertido esto de ver el telediario en pleno invierno bajo las faldas de la mesa camilla, como si fuera “Sálvame”.

Todos y cada uno de los miembros del nuevo Ejecutivo de Sánchez nos lo ponen muy fácil a la hora de darle a la sin hueso ¡y en tan poquito tiempo!

Ábalos es ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ¿no? ¿A qué venía meterse en el charco y enfangarse en el asunto de la vicepresidenta de Maduro? Lo que se dice dentro de sus competencias no es que esté, pero parece ser que le gusta estar en todas. Lleva desde los dieciocho años viviendo de la política, nadie le va a echar de la misma, dicho por él mismo. Visto así ahora se entiende por qué fue al aeropuerto Adolfo Suárez a recibir a Delcy Rodríguez. Lo de tener que dar versiones es lo de menos, hacen lo mismo en el “Sálvame” y quienes lo ven las compran todas.

Sigamos con más ministros.

El campo o, mejor dicho, los agricultores están en pie de guerra. Uno de sus líderes, Cayetano Martínez de Irujo, harto de deslomarse plantando patatas y recogiendo aceitunas como buen jornalero de pro –más bien es un terrateniente de ésos que perciben subvenciones a cascoporro de la UE mientras otros siembran sus campos– ha lanzado a sus peones a cortar carreteras alegando que venden a 0,20 las patatas que los consumidores pagamos a 1,20 en el supermercado. A él le escuece que el gobierno le haga pagar a sus peones un salario de 950 € al mes. ¡Acabáramos! Mientras el Conde de Salvatierra la lía parda el ministro de Agricultura, Planas, está missing. Tal vez le esté redactando las versiones a Ábalos y no tenga tiempo de atender sus competencias.

Sigamos con nuestros ministros, la mesa camilla y el telediario a lo “Sálvame”.

La ministra Celaá no aprendió nada ejerciendo como portavoz del anterior gobierno de Sánchez. El tema del “pin parental” lo explica fatal. Tal y cómo lo expone da la sensación de que no tiene que venir la derecha a adoctrinar a nuestros niños porque ya está el gobierno para ello. Alguien debería decirle, entre otras cosas, que el verbo aplicable a la escuela es enseñar no adoctrinar.

Como de portavoces estamos hablando, Celaá le pasó el testigo a Montero. Suponemos que Sánchez cuando le asignó el cargo sabía que estaba elevando el populismo al grado máximo. ¿No había otra ministra para representar al gobierno tras los destrozos de Gloria en el litoral del Mediterráneo?

Podemos terminar con la ministra de Trabajo. Le va el postureo tanto o más que a Sánchez e Iglesias. ¿Era necesario escenificar, con cámaras de por medio, la firma de la subida del SMI? Para los que recuerden la famosa foto de las ministras de Zapatero en el Vogue, Yolanda Díaz y sus estilismos la va a dejar a la altura del betún, al tiempo.

Este gobierno de mesa camilla ha convertido el telediario en un “Sálvame”, ¡lo que nos faltaba!

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en ¿Y tú qué opinas?, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gobierno de mesa camilla y “Sálvame”

  1. Pingback: Gobierno de mesa camilla y “Sálvame” – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s