Plan B

La pandemia nos pilló a casi todos con los pantalones bajados. No cabía en mente alguna que nos pudiera pasar algo así, salvo en la de los austriacos. Ellos en su plan de emergencias de 2017 incluyeron una pandemia y también, entre otros temas, qué hacer en caso de un apagón generalizado. Ahora, como cada cinco años, han revisado ese plan y el resto del mundo se ha puesto a temblar.

La pandemia nos ha vuelto temerosos, nadie quiere volver a pasar por estar confinados, sentirse inseguros o todo aquello que nos pasó, nadie quiere recordar la sensación de sabernos vulnerables.

Estar preparado para un “por si acaso”, tener un Plan B, no es algo que deba servir para apretar el botón del alarmismo. Debemos tener la cabeza fría. Distinguir entre el “por si acasodel “está pasando”, y sobre todo saber que una cosa son las películas de ciencia ficción y otra la vida real.

Nuestro mundo gira a un golpe de clic, se va la luz y todo se paraliza. A los teléfonos móviles se les agotaría la batería y no se podrían recargar; no cocinaríamos en vitro ni microondas; en pleno invierno estaríamos sin calefacción, las calderas no funcionarían; los semáforos de las ciudades apagados, el tráfico de las calles… mejor ni pensarlo; supermercados y demás establecimientos abiertos durante la pandemia porque fueron catalogados de indispensables no podrían abrirse…

Sin tener que llegar a ese apocalipsis tan horripilante existen los planes B. Ciudades, empresas y familias deberían/deben tener uno.

Hace unos meses durante unas horas las redes sociales WhatsApp, Facebook e Instagram se cayeron. Muchas personas vieron peligrar sus negocios, muchísima gente perdió dinero. Otras, en cambio, tienen más redes sociales para que esto en caso de suceder no les afecte.

En el tema del apagón, como en muchos otros, lo único que se propone es un plan B. Tener en casa cosas sencillas. Nuestras abuelas ya las tenían en las casas cuando la luz se iba cada dos por tres.

No perdamos la cabeza, nadie ha dicho que vaya a haber un apagón ya, sólo se está proponiendo tener un plan B para que no nos pase como en la pandemia, no nos pille a contra pie y tengamos que ir improvisando, mejor estar preparados para un “por si acaso” de toda la vida.

Con esto de la luz hay una serie en versión podcast, “El gran apagón”, muy recomendable para todo aquel que quiera jugar a ser alarmista o le guste la ciencia ficción.

Galiana

Recuerda, puedes escuchar la versión en podcast en el canal Galianaescritora de Telegram

👇

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s