La insegura nueva normalidad

Ha comenzado la primera fase hacia la nueva normalidad que llama el Gobierno de Sánchez-Redondo-Iglesias. Una desescalada plagada de miedos e inseguridades, donde la población está más pérdida que Wally.

Todos tenemos miedo a contagiarnos, el virus no se ha ido, por lo que continuamos bajo el estado de alarma. Junto al miedo padecemos también la inseguridad de no saber si la crisis sanitaria se está venciendo o tendremos que volver atrás, la inseguridad que estaba provocando el caos económico que ya hemos empezado a sentir, y la seguridad jurídica marcándose un missing en toda regla.

El gobierno llama nueva normalidad a decirnos cómo debemos vivir cada minuto del día.

Por si el personal no lo ha notado esta nueva normalidad supone que con la excusa del Covid-19 nuestros derechos y libertades son papel mojado.

Desde el pasado sábado salimos a la calle por edad en franjas horarias, eso es claramente una limitación de nuestro derecho a la libertad de movimientos, como nos equivoquemos de hora multazo al canto. El gobierno apela a la responsabilidad de la ciudadanía, en caso de rebrote nosotros, los de a pie, seremos los culpables por no hacer caso de su fantástico y maravilloso plan hacia la nueva normalidad. Cuidado con tener algo que objetar, ya sabemos la contestación de la ministra Ribera dio a los restauradores: “Quien no se sienta cómodo, que no abra”.

Ganas de objetar a este plan hacia la nueva normalidad tenemos, sólo que el Gobierno de Sánchez-Redondo-Iglesias ha limitado el derecho a la libertad de expresión.

La clase política puede ponerse a través de los medios de comunicación, en el Congreso, o en las redes sociales a caer un burro, como siempre ha hecho, entra dentro del juego. Los de a pie, eso es harina de otro costal.

Ese ansia por ser opinólogos y vomitar aquello que nos venga en gana sobre la gestión del Covid-19 que está haciendo el Gobierno en las redes sociales tiene su castigo. Los usuarios de las cuentas están viendo desaparecer éstas sin explicación alguna. Tal vez las declaraciones del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, que tanta cola trajeron acerca de «…minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno» tengan algo que ver.

Con la libertad de expresión limitada complicado va a ser criticar el tránsito a la nueva normalidad tutelada que nos ha sido impuesto. La imagen de república bananera que estamos dando internacionalmente es incontestable.

Quizá todo este cacao maravillao tenga que ver con la inexperiencia del Gobierno de Sánchez-Redondo-Iglesias de la que hablaba el Presidente Felipe González.

Una inexperiencia combinada con altas dosis de populismo, todo ello está generando en la ciudadanía una nueva normalidad plagada de inseguridades, sanitaria, económica y jurídica.

¡Qué los dioses nos pillen confesados!

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La insegura nueva normalidad

  1. Pingback: La insegura nueva normalidad – Manuel Aguilar

  2. Estrella RF dijo:

    Totalmente de acuerdo, una vez superada la primera fase y más fatal de la pandemia, nos queda responsabilizarnos nosotros de nuestros actos y empezar a caminar por nosotros mismos, no guiados, ya somos mayorcitos…
    Llega el momento de las explicaciones, de la información veraz, de los consejos pero también llega el momento de la libertad y la responsabilidad de cada uno.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s