¿Qué pasará mañana?

El COVID-19 está sembrando incertidumbre en cada uno de nosotros. La incertidumbre provoca miedo, es algo normal. El miedo saca a la luz lo que cada uno lleva en su interior, sea bueno o no.

Ahora no es tiempo de individualismos, no es el momento de pensar en si hubiéramos… toca arremangarse y hacer/mirar por el colectivo.

Por supuesto que hay quienes pensarán que alguien tiene que pagar por los 45 días en los que no se hizo nada, por los errores que se cometieron, por ese tiempo tan valioso que se perdió tratando de no alarmar a la población sin tomar medidas impopulares viendo lo que estaba pasando en Italia. Eso ya llegará, ahora lo que toca es derrotar cuanto antes al COVID-19 para poder comenzar a avanzar.

La crisis sanitaria lleva aparejada una crisis económica que el crack del 29 nos va a parecer una nadería a su lado.

España se estaba recuperando de la crisis del 2008. Muchos de los que la sufrieron no habían conseguido salir de ella. Lamentablemente nuestra economía no estaba preparada para el COVID-19, ninguna de ningún país lo estaba.

En la crisis del 2008 sobrepasamos la astronómica cifra de cinco millones de parados, probablemente, y sin ánimo de caer en el catastrofismo, superemos esa cifra.

Esta vez la economía no se podrá apoyar en el turismo para remontar, es lo que sucede cuando el país se asienta básicamente sobre un sector.

En el 2008 los pensionistas ayudaron a las familias, ahora tendrán que olvidarse de la subida de sus pensiones porque no habrá dinero. Los jóvenes no encontrarán trabajo, en la pasada crisis emigraron a otros países, ahora no hay donde ir porque todos estarán con economías precarias. Las mujeres incrementaron su tasa de paro en 2008, mejor no pensar qué pasará ahora con ellas. La subida prometida del SMI, no es el momento para pensar en ella.

Cuando superemos la crisis sanitaria todo, absolutamente todo va a cambiar. La sociedad tras doblegar a la pandemia, porque lo vamos a hacer, va a sufrir una transformación radical como ya sucedió tras el 11-S.

Los cambios que están por llegar generan incertidumbre, es esa incertidumbre ante el cambio lo que nos provoca miedo.

Miedo a contraer la enfermedad, a contagiar a nuestros seres queridos, a quienes están en situación de riesgo. Miedo a pensar qué va a pasar mañana con nuestros trabajos, nuestras pensiones, el futuro de nuestros hijos, nuestras vidas…

Por el momento toca quedarse en casa para poder combatir al COVID-19. Aprovechemos este tiempo para coger fuerza, las vamos a necesitar, tenemos mucho por hacer. Ahora lo correcto es cumplir con el RD del estado de alarma, luego… luego ya veremos, porque ante la pregunta ¿qué pasará mañana? la respuesta correcta debe ser mirar por la ventana y tener la certeza que mañana va a amanecer.

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué pasará mañana?

  1. sara dijo:

    Creo que tenemos un gran reto por delante pues es en los momentos críticos cuando hay que hacer muestra entre otras cosas de fuerza , valentía y solidaridad, pero tan solo conseguiremos superar esta gran crisis, si remamos juntos y toda la sociedad se une para combatir los avatares que nos quedan aún por lidiar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s