Miradas furtivas: Para chuparse los dedos

Un fantasma recorre España, el fantasma de una oleada de impuestos que se viste con diversos ropajes. Pero ya se sabe, aunque el impuesto se vista de seda, impuesto se queda.

La última ocurrencia carga contra otros de mis vicios gastronómicos, el pollo pollo del Coronel (¡Señor! ¡Sí, Señor!) y el resto de la comida rápida.

No me enfangaré aquí hablando de política. Sólo diré que, aunque nos suban el IVA, siempre nos quedará Kentucky. Allí nos chuparemos los dedos con toda libertad, pese a los recaudadores de tributos.

ACTUALIZACIÓN: La publicación de esta fotografía estaba programada con anterioridad a la crisis del coronavirus. En estos momentos los establecimientos de comida rápida en Madrid exclusivamente atienden pedidos a domicilio, en la lucha por contener la epidemia.

No te desplaces hasta ellos, en todo caso infórmate en cada marca y solicita que te lo lleven a tu domicilio. #QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa

#AlertaCoronavirus #EstadoDeAlarma

@joseraigal

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miradas furtivas: Para chuparse los dedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s