Coronavirus, ¿la Peste del siglo XXI?

El mundo ha sufrido tres grandes pandemias de peste negra que se han llevado por delante a unos 200 millones de personas desde su aparición. Esta enfermedad puede parecer del medievo pero resulta que en China, en Hong Kong para ser más exactos, hubo un brote que comenzó en 1898 y duró hasta 1918. En aquella época que esta enfermedad se extendiera a lugares como Cuba o Puerto Rico parecía casi imposible, dado que no había los medios de transporte que tenemos hoy en día, pero lo hizo. Murieron 10 millones de personas.

En algunas ciudades hay una estatua de un ángel con una espada que suele denominarse Ángel Custodio. A él se le atribuye la leyenda sobre cómo la Peste le pidió permiso para entrar en la ciudad asegurándole que sólo tocaría a 7 personas. Al salir había dejado un reguero de 7.000 fallecimientos. El ángel le echó en cara no haber cumplido su promesa. La Peste le contestó que sólo había tocado a 7, que el resto habían fenecido por histeria e irresponsabilidad.

Ante la pregunta de si el coronavirus podría convertirse en la peste negra del siglo XXI surgen varias cuestiones.

¿Están los gobiernos de los diferentes Estados, desde la responsabilidad y sin alarmismos, preparados para hacer frente a una pandemia, si es que ésta llega a declararse a nivel mundial? ¿Cabría la posibilidad de un sálvese quien pueda y el último que apague la luz al salir?

¿Está la población mundial siendo demasiado alarmista ante las noticias, algunas veces tan amarillistas, que nos ofrecen los medios de comunicación?

El alarmismo en algunas personas está generando una deleznable xenofobia hacia la población china, chino=coronavirus. No hay calificativos para quienes hacen esta monstruosidad.

Las personas con hipocondría tienden a alarmarse ya de por sí, y se descontrolan con este tipo de situaciones. Están desabasteciendo las farmacias de mascarillas y geles desinfectantes en lugares donde ni siquiera hay infectados. La industria farmacéutica se está frotando las manos con todo esto dado el repunte al alza del precio de estos productos.

Una cuestión más. ¿Están las economías mundiales preparadas para combatir los efectos en los mercados bursátiles del coronavirus?

Existe una teoría conspiranoica, ya sabemos que cuando ocurran estas desgracias hay quienes elaboran teorías de este tipo, acerca de cómo este virus fue implantado en China para detener su economía porque estaba sobrepasando a la de los EEUU. Es de suponer que los fabricantes de esta teoría son los mismos que elaboraron aquella que apuntaba la idea de cómo se permitió la reunificación alemana porque se necesitaba parar, en plazo corto, la economía de la República Federal Alemana (RFA) y ésta era la mejor manera.

Teorías conspiranoicas aparte la única realidad es que los infectados y muertos por coronavirus cada vez son más en distintos países de todos los continentes. La gran cuestión es: ¿Al salir el coronavirus habrá matado a 7 personas como le prometió al ángel o tendremos miles de muertos por irresponsabilidad y alarmismo?

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Coronavirus, ¿la Peste del siglo XXI?

  1. Pingback: Coronavirus, ¿la Peste del siglo XXI? – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s