La guerra de los Rose ha llegado al PP

avatar nuevo

Regresamos de las vacaciones sabiendo que Rajoy ha estado en Doñana reflexionando, lo que no sabemos es si ha sido sobre las figuras que hace el humo de los puros que fuma o la campaña electoral en la que estamos inmersos de aquí al 24 de mayo.

Al Presidente del Gobierno se le deberían haber encendido las alarmas tras los resultados de Andalucía, pero no. Desde el pasado 22 de marzo lo único que ha sucedido es que el divorcio entre Génova y Moncloa está a falta de la firma de las partes.

Como se nota que volvemos de vacaciones y arrastramos síndrome postvacacional, contamos el final sin poner en antecedentes al personal.

En Moncloa se han pasado tres años con las tijeras podando todo lo que les ha salido del moño, por no decir una grosería que estamos en horario infantil y luego nos manda Jorge Fernández una carta con el membrete del Ministerio de Interior, aplicando la Ley Mordaza con una multa de ésas que hacen que Montoro se frote las manos cual Sr. Burns.

El caso es que el Gobierno mediante Decretos Ley ha podado derechos y libertades de este país lo que ha querido y más, jaleado desde la bancada popular en el Congreso. Ha sido ahora cuando en Génova se han echado las manos a la cabeza, parece ser que los votantes del PP se han visto afectados por los recortes y no han ido a votar en las andaluzas.

Total, que le han pedido cuentas a Rajoy del desastre. Éste como de costumbre se ha llamado andana hasta que Arriola le ha dicho lo que tenía que decir, que no ha sido otra cosa que: “Mariano, o reculas o nos mandas a todos al garete”.

Rajoy le preguntó a la caterva que tiene de Ministros donde se podía recular y levantó la mano Alfonso Alonso una vez que Catalá, Ministro de Justicia, se excusó diciendo que él, con quitar todas las bestialidades que había hecho Gallardón tipo Tasas de Justicia y tal, ya había hecho mucho por recuperar votantes.

El Ministro de Sanidad ha decidido que la Sanidad en este país vuelva a ser universal, con matices pero universal. Ana Mato excluyó de la misma a los inmigrantes, quebrando tal principio constitucional como si nada, pero ya sabemos que la pobre daba para lo que daba, con lo que mejor la dejamos a un lado y nos centramos en el actual titular de la cartera que tampoco parece tener el nivel requerido para el puesto que ocupa.

Alfonso Alonso ha decidido que la mejor manera de recuperar votos es dejando que los inmigrantes sin papeles no colapsen las urgencias con sus enfermedades, y que les pueda ver el médico de familia, sin tarjeta sanitaria, pero que les vea en consulta como si la tuvieran.

Moncloa con el tema de los inmigrantes sin papeles y su vuelta a la Sanidad pretende por un lado recuperar los votantes que se le están yendo a Ciutadans lo que no está escrito, e intentar evitar el divorcio con sus barones. Lo primero hasta el 24 de mayo no podremos ver si se ha logrado el objetivo. Lo segundo, nos atrevemos a vaticinar, va a ser La guerra de los Rose en versión Génova 13.

Galiana

 

 

Acerca de Galiana

Escritora, creativa
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La guerra de los Rose ha llegado al PP

  1. clamorsegovia dijo:

    Me ha encantado lo de la guerra de los Rose, muy bueno, pero que muy bueno.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s