El bozal: Convivir con la COVID

Nos lavamos las manos, usamos mascarilla, guardamos distancia de seguridad, nos untamos de gel hidroalcohólico, evitamos la reuniones familiares o de trabajo según el número que nos indican en la CCAA que vivimos… seguimos cada pauta que nos marca el ministerio de Sanidad.

¿Hemos aprendido a convivir con la COVID?

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en El bozal, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El bozal: Convivir con la COVID

  1. Pepe dijo:

    Si ya andábamos cada uno a nuestra bola antes del bicho, no te digo ahora. La distancia social es el peor e inevitable daño colateral de la pandemia, soy un fan incondicional de las distancias cortas, cortísimas, inexistentes a veces hasta la mismísima promiscuidad y el Covid ha levantado barreras y muros alrededor de cada uno de nosotros. No queda otra para cuidarnos a nosotros y ser solidarios con todos los demás, pero estoy hasta el gorro del metro y medio o dos metros de seguridad, le quitan mucha sal a la vida, carajo.

    La mascarilla, el lavado de manos, la higiene extrema… las llevo perfectamente, pero echo en falta él encontrarme con otros a la antigua usanza, que soy muy de contacto físico, aunque sólo sea para estrechar una mano con fuerza. O para más cosas 😉

    Un abrazo muy fuerte y dos besos bien plantados, Galiana.

    Me gusta

  2. antoncaes dijo:

    No creo que nos hagamos a vivir con el virus, estamos muy arraigados en nuestras costumbres y son muy difícil de cambiar. Nos adaptamos y no todos, pero no llegamos a acostumbrarnos y eso nos va a matar a muchos.

    Me gusta

  3. elcieloyelinfierno dijo:

    Eres mas que audaz! Convivir en la despersonalización? En los permanentes interrogantes que nos hacemos, ante tantas marchas y contramarchas? En no saber si fue sembrado, y detrás de ello están los que siempre estuvieron esperando ante las otras pandemias -aun las de menores efectos- frotándose las manos por una avaricia, que no tiene limites? Y tantos otros; ahora dime: ¿Lo preguntas en serio? Un cálido saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s