La especulación “typical spanish”

Los españoles hemos debido nacer con el gen de la especulación más desarrollado de lo normal, todo nos sirve para con meras suposiciones y conjeturas elaborar teorías de una credibilidad tan abrumadoramente real que somos capaces de aceptarlas como verdades incuestionables.

De un tiempo a esta parte nos hemos centrado en el tema de la sucesión de Zapatero como si en ello nos fuera la vida. Hemos llegado a un punto que lo que haga el Presidente del Gobierno, se reúna con quien se reúna y en el lugar que se reúna, acuda a un acto de precampaña electoral o lo suspenda, todo significa que Zapatero en breve anunciara que no repetirá candidatura en los comicios generales del 2012.

Las encuestas anuncian una debacle a nivel autonómico y municipal del PSOE en las elecciones del 22 de mayo. En Andalucía, bastión del PSOE desde hace 3 décadas, el PP tiene una diferencia estimada como jamás la había tenido. En Castilla-La Mancha Barreda y los suyos son incapaces de contener el avance de Cospedal, que les adelanta a la velocidad de Fernando Alonso. En Extremadura, Fernández Vara se las tendrá que ver más con la abstención (tremendo enemigo) que con la oposición.

La marca ZP está agotada, eso nadie lo pone en duda, ni siquiera sus compañeros de partido que cada vez que pueden “le hacen la cama” postulándose a sucederle en el cargo de forma más o menos velada.

La crisis le tenía que pasar factura a alguien y le toca a la cabeza visible. En política pasa como en el fútbol, cuando el equipo está coqueteando con el descenso no se despiden a los jugadores, el primero en caer es el entrenador y en algún caso extraño el presidente del club presenta la dimisión por “vergüenza torera”.

En el PSOE tienen asumido la derrota por mucho que el Presidente diga a los suyos que “para ganar hay que salir a ganar”. Es lo mismo que les dice el entrenador a sus jugadores en el túnel de vestuarios; no conozco a ningún técnico que les diga que salgan a perder, ni siquiera cuando, matemáticamente, ya están descendidos de categoría.

La campaña se presenta movidita, animada más bien Con un ojo más puesto en las elecciones generales del 2012, que en lo que verdaderamente toca, como si lo que toca no tuviera suficiente envergadura. Así nos pasará, que luego vendrán los lloros y lamentos por no haber estado a lo que debíamos estar, y ya no tendrá remedio.

Veremos si Zapatero decide su futuro antes o después de las autonómicas y municipales. Mientras tanto, por puro entretenimiento, usemos el gen de la especulación que para algo nacimos con ello, no vaya a ser que se nos atrofie y no están los tiempos para andar perdiendo genes sin ton ni son.

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s