La guerra de los dioses

Que poco, o mejor que nada, dura la resaca del amor. No han pasado ni 24 horas desde que Eros hizo de la suyas y el mundo de la política y las finanzas invocan al dios Marte sin solución de continuidad.

Camps desafía al líder del PP y se autoproclama candidato a presidir la Comunitat Valenciana saltándose todas las disciplinas de partido. Retando a Rajoy en un pulso con tintes de terminar como el rosario de la aurora como los jueces se den prisa y le imputen cohecho impropio al actual President Valenciano. Así andan, negociando que mejor te presentas como Diputado en Cortes y dejas que González Pons ocupe tu lugar; el candidato proclamando que todo lo hace por los valencianos y en nombre de su partido. ¿Lo de los trajes lo hizo por sus paisanos y por el PP?. Ayyyy! Que de eso solo habla Rita Barberá alegando que las más altas instancias reciben prebendas y no pasa nada.

Claro que en el PSOE tampoco se andan con miramientos. La herida que se produjo en el PSM entre Trinidad Jiménez y Tomás Gómez, por el asunto de las primarias, se cerró como todos suponíamos en falso. Los unos y los otros se dedican a desangrar al partido porque quien más quien menos quiere tener un cargo que ocupar de cara a las elecciones, lo de menos es dar imagen de partido que lucha por ganar unos comicios municipales y autonómicos.

La política anda algo revuelta, pero las finanzas no pierden ripio

Caja Madrid les dice a su “empleados VIP” que no va a pagarles los famosos bonus porque no queda bien haber pedido al Estado dinero para tapar agujeros, alegando no tener beneficios, y resulta que con los impuestos de los españoles el personal tiene derecho a una paga extra bastante suculenta; claro que los trabajadores que han visto recortado su salario amenazan con acudir a los tribunales porque los acuerdos laborales están para cumplirse.

Me ha dado por pensar que Eros ayer lanzó flechas equivocadas lo cual viene a traducirse en que Rajoy y Camps no están tan enamorados como parecían; que ni aún con saetas de amor se solucionan los asuntos en el PSM; o que 25 millones de euros en concepto de bonus entre Caja Madrid y sus “trabajadores VIP” no va a ser precisamente una relación romántica al uso.

Eros contra Marte, Marte contra Eros; en esta guerra entre dioses todo puede pasar. Lo único cierto es que, mientras ellos se divierten, los simples mortales asistimos como meros y abnegados espectadores al bochornoso espectáculo de la clase política y financiera.

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La guerra de los dioses

  1. El Soñante dijo:

    Muy cierto, una guerra de dioses que dimensiones titanicas las que se vive cada día en nuestro mundo, aunque sinceramente creo que los humanos somos mas culpables que los Dioses, pues nos preocupamos por cosas pasajeras e intransendentes.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala pueda pasar a dejar un comentario en mi blog, gracias de antemano.

    Me gusta

  2. Galiana dijo:

    Muchas gracias por tu comentario. Los dioses siempre se las han dado de jugar con los mortales, no hay más que leer la Ilíada o la Odisea para saber lo bien que se lo pasan manipulando a los mortales.
    Un saludo
    Galiana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s