Revolviendo el café con una de Comunidades Autónomas y de UE

A ciertos personajes ilustres de la política y no tan política, les ha dado por “tirar miguitas de pan” dejando caer que el sistema autonómico, lo que yo vengo a llamar los 17 “reinos taifas”, son un despilfarro de tal calibre y magnitud que van desangrando lentamente al Estado y nadie hace nada por remediarlo.

Lo de criticar el título VIII de la Constitución no es algo nuevo, es cíclico dado que realmente desde su nacimiento las Comunidades Autónomas tuvieron sus defensores, sus detractores, defensores que se convertían en detractores, y detractores que se convertían en defensores. Siempre es tema recurrente cuando no se tiene de que hablar en tiempos de crisis.

Hace años como asistente a un curso de derecho comunitario, ya ha llovido desde entonces, tuve la gran suerte de tener como profesor de una lección magistral a cierto político (me voy a ahorrar el nombre) que nos explico que cuanto se dijera en el aula lo decía como profesor, no como político. El profesor nos explico dos temas muy claros y muy diferenciados. Por un lado el tema de las Comunidades Autónomas que no son sino el fruto, dentro de la coyuntura socio/política que vivía España en el año 77/78, de los pactos entre los partidos políticos y los diferentes territorios para evitar que todos “saltáramos por los aires” como cualquier república bananera en espera que llegara EEUU en plan “Bienvenido Mr. Marshall” a sacarnos, a su modo, del embrollo. En el tema de la UE fueron muy claras sus palabras, España “se bajó los pantalones” todo lo que hizo falta para pertenecer a la entonces Comunidad Europea porque era necesario, tan necesario como la creación de las Comunidades Autónomas en su momento.

Lo que no entiendo es porque este recurrente tema de las Autonomías o de la pertenencia (con intervencionismo incluido) a la UE.

Ahora que vivimos malos tiempos cada “Reino Taifa” intenta ser el hijo preferido de “Papá Estado”, cayendo en la absurda idea que cuanto más pida y más obtenga más se le quiere; de ahí las peleas, entre unos territorios y otros, cual familia mal avenida integrada por miembros egoístas que quieren todo aún a costa de pisar el cuello al del al lado, sin darse cuenta que lo importante no es el individuo como sujeto aislado sino como integrante de la familia en su conjunto.

Sobre “la no intervención” en la economía española por parte de la UE, para que hablar si nos desayunamos cada mañana con alguna que otra opinión desde Berlín o París. Mientras mojamos los churros en el café, agachamos la cabeza mirando al suelo porque el día que las ayudas de la UE desaparezcan en Comunidades Autónomas como Castilla La Mancha, Andalucía, Murcia van a tener que ingeniárselas, y mucho, para sacar adelante sectores como el agrícola o el ganadero.

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s